Un contracuento italiano

 
Emanuele Giacopetti
“Ilaria se había subido al tejado, por la tarde, y medio anciana como estaba tenía miedo de bajar, pero Abriguito parecía que no tenía prisa, así que iba demorando el temor a caerse de allí mirándolo y diciéndole: gato bueno, Abriguito, gato bueno, tú me vas a ayudar a bajar de aquí”.

Para leerlo completo en italiano, aquí.
Para leerlo completo en español, aquí.

Revista Colla, número de Los Ingrávidos.

3 pensamientos en “Un contracuento italiano

  1. Bonito y tierno contracuento (grande, Jenn!)
    L'ho letto in italiano. Piacciono i nomi come Capottino per un gatto…

  2. Gràcies, Anna! Las monerías con los gatos se las debo a Natalia Ginzburg, que es un homenaje. Abriguito es el nombre que le puso ella a un personaje del libro “Burguesía”, tres cuentos impecables que te recomiendo.
    Un petonet, guapa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s