Sororidad

La palabra pesquisa siempre me ha gustado, porque, aunque apenas he tenido ocasión de utilizarla, la aprendí leyendo a Carmen Martín Gaite. En cambio, esencia está en mi lista de palabras malditas. No me gusta, me parece afectada, fácil, una palabra manoseada por la sociedad, los medios, los gurús y los animadores. Durante algún tiempo la evité a toda costa. La tenía demasiado asociada, como ocurre con los olores, a ciertas explicaciones que no buscaban otra cosa que la autocomplacencia.

Leer columna completa en El Periódico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s