Belfondo en La Razón

En la historia que traza Jenn Díaz, barcelonesa nacida en 1988, no hay teléfonos móviles, sino que el peso dramático de buena parte de la historia lo lleva una carta que escribe una mano escondida en un pueblo pequeño. Los personajes no tienen nombres modernos ni convencionales, sino Társila, Arcadio o Beremunda, y no por esquemáticos resultan ajenos. No hay rastro de Guerra Civil, de drogas de diseño, de miserias de la clase media; tampoco de frases cazadas al vuelo de las noticias o de internet, insertadas más o menos con calzador para dar barniz de modernidad. Sólo una voz de microcosmos que cuenta dramas de diversa intensidad sin apenas alzarse. La trama claustrofóbica en ese pequeño pueblo aislado, seco en un tiempo indeterminado, apela a las grandes emociones. Pequeños misterios que como una marea de fondo levantan olas al final de los capítulos y, como mandan los cánones, terminan en alto.

Ulises Fuente

4 thoughts on “Belfondo en La Razón

  1. Margot: no es para menos, no. A ver quién y cómo me van a bajar de aquí, de la nube.
    Un besote enorme.

    Bego: muchísimas gracias. La reseña es muy buena, sí. Y además me mete presión para ver qué hago a partir de ahora, jaja, y ya me gusta.
    ¡Otro besote!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s