Como un niño con frío

Sarah Moon

ya lo sabes

ella le pide que le guarde el secreto
se sube despacio la mano a la boca
a los labios, pone el dedo y el alma
le dice silencio, silencio
y él la mira y espera el beso
que se lo sople desde la mano
que llegue por el aire

y le llega

ya lo sabes
que también una vez
tú pediste silencio pero llegó un beso
y el dedo se convirtió en un chasquido

en ellos había una casa muy oscura
que no me había atrevido a abrir
por si salían violentos los fantasmas
y querían arrebatarme lo que tanto
me ha costado reconocer como mío

ahora esa casa oscura tiene unas ventanas
que van del cielo hasta tus pies
y puedo verlos sin compadecerme de ellos
los miro y es tan tierno que ahora
se hayan reencarnado en ti

ya lo sabes
ella le pide que le guarde el secreto
y él espera que el beso le llegue

y le llega
el beso le llega
eso también lo sabes

4 pensamientos en “Como un niño con frío

  1. Y estos dedos y estos besos, sencillamente me alegran una mañana de lunes, tan inocentes y sencillos me llegan también.

    Besos luneros, preciosa Fusa

  2. ¿Quién nos aguarda entonces a la vuelta
    de cada amanecer, de cada espina?
    ¿quién nos aguarda entonces a la vuelta
    de todos los silencios?
    y por último,
    ¿quién nos acompañaba hasta hace apenas
    un instante?
    ¿por qué no recordamos ya su nombre,
    ni siquiera su rostro?

    L.Rensoli, Cifra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s