El obsceno calor del verano

Noche de verano, Edvard Munch

El mes de julio queda caduco
antes unos ojos que ya no ven
cómo se perfila un horizonte allá
Mientras, se olvidan las novicias
en sus cuartos
de cómo eran sus cuerpos
y en las afueras de la ciudad
una mujer queda enterrada
al lado de un desconocido
Pero todo al fin es una cadena
en la que tu temblor llega hasta mí
con la mueca precisa para no llorarle
a lo que no crece bajo la tierra
y tiene todavía tanta vida

El aire espeso de esta noche te mece
y ya en nada te pareces a mi amor

siempre queda pendiente un encuentro
en las horas más bajas al que no te
acabas nunca de presentar
Atrás queda escondido un tren
con alma de ladrón, de asesino

Se oye un grito y no sé reconocer
si es tuyo o es mío, amor

No hay piedad bajo

el obsceno calor del verano

4 pensamientos en “El obsceno calor del verano

  1. Me suena todo. Y el tren nunca abandona esa marcha trepidante que no te deja ver si va o viene, si en él está o no está, si el tun tún parará alguna vez o es que la vida es así.

    Hacía tiempo que no te leía. Siempre un placer. Y no sabes cómo te he comprendido esta noche.

    Un abrazo
    Chuff!!

  2. “Un tren con alma de ladrón, de asesino…” La esperanza y los sueños que nos arrebatan.

    Me encantan todos tus poemas, Fusa, todos evocan impactantes imágenes, muy bellas en su fondo de tristeza.

    Un beso.

  3. Me gusta ese tren con alma de ladrón, de asesino, y la mujer del cuadro contemplando. Y me gusta como juntas las cosas con ese yo que no sabe si es tú o yo, y que anticipas esa falta de distinción con la imagen de una mujer que queda enterrada al lado de un desconocido. Bueno, es una de las maneras como leo tu poema. Otra es que el cuadro evoca ciertas experiencias mías y que tus letras evocan las mismas y otras más.

  4. ZenyZero: me gusta ese “o es que la vida es así”, porque supongo que viene a ser eso, sí, estar esperando a ese tren y quedarse igual de confuso cuando llega que cuando se va.
    Me alegra tu visita y me alegran tus palabras, muchas gracias, Zen.
    Un abrazo.

    Wara: muchas gracias, wara querida, me lo paso bien escribiendo estos poemas, son como un pequeño flotador que se me lanza en el día. Qué bien que te gusten.
    Un abrazo.

    Giovanni: hay veces que escribo antes el poema y otras veces escribo con el cuadro ya elegido… aqui vino primero el poema que la imagen, pero fue un flechazo al verla. Y mira que los cuadros de Munch casi me los sé de memoria, tanto como me recuerdan a Bergai, pero esta vez fue como si lo viera por primera vez.
    Otro abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s