Diario de una madre sin hijo II

IMG_6353

Quisiera ser poética en mi narración, pero no hay nada tan vulgar como contar la propia vida, con todos sus pormenores. Hacer literatura de lo insignificante es hacer gran literatura, aunque pueda no parecerlo, y en éstas me debato. Sin embargo, éste es mi reto: hablar de Criatura, del Señor Albero, rozar los límites de lo permitido, siendo lo permitido tan pobre e insuficiente, y entretenerles a ustedes. Así, hoy, sigo contando lo que puede contarse y no demoro lo indemorable.

Leer completo en La tribu de Frida >>>

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s