Escena de playa

Mamá me ha dicho que tienes que nadar y si no nadas, no hay juguete, porque todos los días el abuelo, cuando vuelven de la playa, le compra algo, una tontería, aunque los padres del niño le tienen dicho que nada de juguetes, pero si es una tontería y el niño se pone contento, pero el niño lo que debe hacer es nadar, porque el médico le ha dicho que le va muy bien para la piel, que desde que nació tiene la piel que parece un lagarto, piel de elefante le dicen, y la madre le llama elefantito aunque él se avergüence, no de la madre sino del mote, y va a un lado y al otro de la orilla mojándose hasta los tobillos, y las mujeres que están de pie charlando le preguntan qué, está fría, eh, y no es que esté fría, es que el agua de San Roque está congelada, y por eso el niño dice que quiere ir a Riazor, con tal de alejarse de allí, y cuando le dice al abuelo que quiere ir a Riazor porque el agua está más caliente, todos los niños empiezan a decir lo mismo, quiero ir a Riazor, queremos ir a la otra playa, y todas las madres contestan al unísono por la misma boca de madre que Riazor está lejos y que ya es casi la hora de la comida, mientras que el niño elefante debería nadar un rato, aprovechando hoy, sobre todo, que con la marea baja hay algas y el mar está aceitoso, porque el médico dice que es tan sano cuando las algas están en la orilla ocupándolo todo, pero al niño le da asco nadar si se le van a enganchar algas en los brazos y se lo dice al abuelo, y el abuelo se compadece de él pero mamá ha dicho lo que ha dicho, y si no se da un baño, por muy fría que esté, si no se da un baño como dicen mamá y el médico, entonces no le comprará nada, y hará bien, porque está harto de andar peleando siempre con sus padres de si es bueno que le compre todos los días un juguete o no, así que no se hable más, no le compra nada y no hay baño hoy, y será mejor que se vaya concienciando para el resto de la semana, porque no le va a perdonar ni un solo baño más, si se tiene que curar la piel con el salitre, se tiene que curar la piel con el salitre, y por hoy le van a mentir a la madre, aunque esté mal, le van a mentir a mamá, pero al médico no hay quien le engañe, que la piel está cada vez peor y al final, al final, la culpa es siempre para el abuelo, que es un mimoso.

2 thoughts on “Escena de playa

  1. Seguro que la mamá también se compadece, pero se preocupa más que compadecerse, y quiere que se cure y comprar juguetes no soluciona nada, y estanca el mote (que seguro que utiliza mamá para quitarle hierro al asunto). Los abuelos tienden a compadecerse, a ocultar, a engañar a mamá. No me pillas de sorpresa, lo sorprendente hubiera sido otra cosa. Muy bien escrito(como siempre) un beso, guapa.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s