Brecha de género

Francina Cortés

El feminismo ha topado con su propio techo de cristal. Llegados a un punto en que la cuota femenina es una trampa en sí, el discurso se bifurca y se vuelve a bifurcar hasta eternizarse. Sin la colaboración de todos, hombres incluidos, vamos avanzando muy lentamente. Pero una cosa está clara: mientras no haya paridad en las mesas redondas, en los debates, en las directivas, en los periódicos, en el poder… no habrá una igualdad verdadera, digna. La meritocracia no tiene ningún sentido mientras no se le haya dado voz a tantos hombres como mujeres.

Leer en El Periódico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s