Secretos (y silencios) de familia

Desde hace no demasiado Jenn Díaz escribe a mano. Como Virginia Woolf. Como su adorada Ana María Matute. Dice que le sirve para controlar el tiempo de sus historias. Para recuperar la lentitud, el placer. Utiliza bolígrafos de colores y escribe hasta cinco páginas al día. Así no es extraño que en dos años, los que hace que publicó su primera novela, la profunda, alterada y por momentos decididamente cruel Belfondo, haya acabado otras tres novelas y esté en mitad de una colección de cuentos a la que seguramente llamará Vida familiar. «La familia es para mí un pozo sin fondo de inspiración», admite.

One thought on “Secretos (y silencios) de familia

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s